Participando en la red

El final del viaje corto y agotador sólo marca el inicio de otro más duradero. No se han perdido los miedos iniciales, sólo se han transformado, pero sí se han hecho evidentes las ventajas de habitar la red como parte de nuestra labor educativa.

Algunas cosas no me han gustado, como el dominio de la grandes empresas de tecnología quienes bondadosamente nos conceden la libertad para usar productos 😦

https://i0.wp.com/www.americaeconomia.com/sites/default/files/imagecache/foto_nota/maiz_32.jpg

La cantidad de información disponible es abrumadora, así como la cantidad de herramientas disponibles y la cantidad de formas de usar las herramientas, lo bueno es que infinito por tres no es triple infinito. Pero la filosofía de las tecnologías sólo se aprende usándolas (se me fueron unos tweets sin #aprendered), la página de administración de WordPress todavía me resulta confusa y algunas herramientas no aprendí a usarlas (sí barra de herramientas Diigo, te estoy viendo).

Lo preocupante ahora es la interacción con los alumnos, ¿cómo aprovechar estos espacios de modo didáctico?. Los jóvenes habitan la red de forma natural pero es SU espacio, lo académico es intruso y me temo que los intrusos nunca son bienvenidos. Lo opuesto también sería grave, ser aceptado como otro cuate, trivializando la interacción y perdiendo el carácter educativo en el sentido específico que buscamos, antes que me recuerden que todo educa (¡Recórcholis!, soy tan anacrónico como para decir cuate).

De momento la clave estará en seguir habitando los espacios que conocí estos días. Aunque no me gustaría una política institucional de uso de los mismos (que suelen acabar en burocratización) es razonable que en el futuro cercano no sea opcional.

Espero que se proponga una metodología de uso integral de las herramientas en red. Me preocupa que estar al tanto de la información de los compañeros requiere mucho tiempo, ¿qué pasará con los estudiantes? son más numerosos.

Anuncios

Un comentario en “Participando en la red

  1. Coincido contigo en que este asunto de habitar la red y decidir como profesor y “humano” qué sí quiero usar y qué no, sea así de libre y no se convierta en un asunto institucional que “obligue” a convertirnos en intrusos de espacios que no nos son gratos de habitar.

    Gracias por tus reflexiones en esta intensa ruta.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s